Menu

Los alias que oculta la red de Odebrecht

La constructora utilizó los programas informáticos My Web Day y Drousys para encubrir sus sobornos en 12 países, entre ellos Ecuador. Estos software encriptaban las comunicaciones para eludir a la justicia, pero al mismo tiempo guardaban en detalle los pagos por estados, obras, montos y beneficiarios. Así se identificó a sus ejecutivos y a 4 supuestos intermediarios en el país. Unidad de investigación Medios Públicos Odebrecht armó un meticuloso manual para sobornar.

La empresa brasileña no dejaba nada al azar y procuraba que en todos los países se use la misma metodología y sistemas para ocultar sus pagos ilegales. Toda esta trama estaba liderada  por los ejecutivos más importantes de la constructora, desde el llamado Departamento de Operaciones Estructurales. Esta era el área encargada de llevar una contabilidad falsa de la empresa.

De acuerdo con la justicia brasileña, el Departamento de Operaciones Estructuradas tenía cinco cabezas: Hilberto Silva (coordinador), Luiz Eduardo Soraez (gestor de los pagos), Fernando Migliaccio (tesorero y encargado de controlar las transferencias), Angela Palmeira (quien hacía los pagos al exterior), y María Lúcia Tabares (responsable de las coimas en Brasil). Actualmente, ellos son procesados por la justicia de ese país y han revelado cómo operaba la red de corrupción.

Para su funcionamiento, el Departamento de Operaciones compró un banco en Antigua y Barbuda (Meinl Bank) desde donde se hicieron transferencias a empresas offshore y a entidades financieras de cada país donde operaba la red. La constructora y sus ejecutivos crearon 46 compañías de papel en todo el mundo. Entre ellas, Constructora Internacional de Sur y Klienfeld, que según la Fiscalía, tienen una relación directa con los sobornos en Ecuador.

EL TELEGRAFO 

No comments

Deja un comentario

Splendid en vivo





En Facebook y Twitter como