Menu

Caso Nisman: ¿suicidio u homicidio?

El 14 de enero de 2015, el fiscal Alberto Nisman acusa a Cristina Kirchner de “encubrimiento de atentado”. Tres días después está muerto. Para las autoridades, un suicidio. Pero ahora el caso ha tomado un nuevo giro.

A principios de 2015, el fiscal argentino Alberto Nisman hace pública una denuncia contra la presidenta Cristina de Kirchner y el canciller Héctor Timerman por supuestas negociaciones con Irán para exculpar a ciudadanos de ese país por el atentado a la mutual judía AMIA.

El atentado, perpetrado en 1994, dejó 85 muertos y cientos de heridos. La investigación lleva más de 20 años, sin fallo firme aún. En 2004, el por entonces presidente argentino Néstor Kirchner nombró a Alberto Nisman fiscal especial para dar un nuevo impulso a la investigación del atentado contra la AMIA, en vista del estancamiento de la causa en la Justicia.

Hasta ese entonces, varios indicios indicaban que ciudadanos iraníes podrían haber participado en la realización del atentado. En 2006, la Justicia argentina llegó a la conclusión de que el Gobierno iraní había planeado el atentado y que ejecutores habían sido cinco exfuncionarios iraníes y un libanés miembro de Hezbolá.

Luego de la muerte de Néstor Kirchner, durante el Gobierno de su sucesora, Cristina Fernández de Kirchner, las investigaciones comenzaron a ir, sin embargo, en el sentido de una “pista siria”, es decir, la “pista iraní” dejó de ser la única, poniéndose énfasis en que era más probable que ciudadanos sirios hubieran cometido el atentado.

DW

No comments

Deja un comentario

En Facebook y Twitter como

Splendid en vivo